Por Fabiola Vásquez*

Negarte a usar IA en tu negocio es tan absurdo como habría sido negarte a usar una computadora hace tres décadas.

La inteligencia artificial (IA) ha revolucionado la forma en que las empresas abordan el marketing, permitiendo una personalización más profunda, análisis más precisos y decisiones más rápidas. Si bien la IA aplicada a la mercadotecnia no es un concepto nuevo, ha tomado un impulso significativo en los últimos años.  

Un caso de éxito del uso integral de IA es Spotify, que la utiliza para analizar el historial de escucha de los usuarios y ofrecer recomendaciones de música personalizadas. Su algoritmo analiza miles de millones de datos para predecir qué canciones y artistas podrían gustar a cada usuario, lo que ha llevado a un mayor compromiso y retención de usuarios.

De forma similar, Netflix utiliza IA para recomendar películas y programas de televisión. Por su lado, Starbucks la implementa para mejorar la experiencia del cliente en su aplicación móvil, analizando los hábitos de compra y preferencias de los usuarios para ofrecer ofertas personalizadas y sugerencias de productos. Esto ha llevado a un aumento en las ventas y la lealtad del cliente

Así, la IA ofrece beneficios operativos, financieros y de precisión. Al permitir analizar grandes volúmenes de datos, identificar patrones y tendencias difíciles de detectar manualmente, las empresas pueden personalizar sus estrategias de marketing y mejorar la precisión en la toma de decisiones estratégicas.

La IA también puede reducir los costos de operación al optimizar el uso de los recursos y dirigirlos hacia donde realmente vale la pena. Dado que se alimenta de datos, usarla te permitirá tomar decisiones de negocio más informadas, precisas y en menor tiempo. Incluso, podrás delegar algunas decisiones en su totalidad.

La relación es incluyente

Si piensas que la inteligencia artificial es costosa o no es para ti, te comparto que ésta es incluyente y accesible, sirve tanto para pequeñas como grandes empresas. En el contexto de la mercadotecnia digital, ChatGPT y OpenAI ofrecen una amplia gama de casos de uso que pueden transformar la forma en que las empresas interactúan con sus clientes. Por ejemplo, las empresas usan ChatGPT para crear chatbots que atiendan consultas de clientes en tiempo real, proporcionando respuestas precisas y personalizadas 24/7, así como publicidad creativa que resuene con su audiencia objetivo. Asimismo, OpenAI ofrece herramientas y modelos avanzados de IA que pueden ayudar a las empresas a analizar grandes cantidades de datos de marketing para identificar tendencias, patrones y oportunidades de mejora centradas en el cliente.

Es un romance: no le creas todo a la IA a la primera

La IA es excelente para analizar grandes cantidades de datos y generar algo nuevo a partir de ello. Sin embargo, siempre deberás asegurarte de que la información generada es correcta y precisa. En el contexto del marketing, es fundamental ejercer un grado de escepticismo.

Aunque la IA puede ofrecer insights y automatizar procesos, opera en base a los datos con los que ha sido entrenada, lo que significa que puede verse afectada por sesgos inherentes en esos datos. Además, puede generar resultados erróneos o inexactos si no se le proporciona suficiente información o contexto adecuado. En mercadotecnia, la IA debe usarse como una herramienta complementaria, validando sus resultados con datos adicionales y el propio juicio experto.

Lo que debes y no debes hacer

Es importante seguir ciertos principios para maximizar los beneficios y minimizar los riesgos. Entre los do’s, está la necesidad de comprender plenamente cómo funciona y cómo se aplicará en el contexto específico del marketing. Es fundamental recopilar datos de alta calidad y relevantes para entrenar los modelos de IA de manera efectiva. Además, es esencial mantener la transparencia y la ética, asegurando que los clientes están informados sobre cómo se utilizan sus datos.

Por otro lado, los dont’s incluyen evitar la dependencia exclusiva de la IA sin validar sus resultados con otras fuentes de información. Tampoco subestimes los riesgos de sesgo en los datos o algoritmos, y evita la automatización completa de procesos sin supervisión humana para garantizar la calidad e integridad de las decisiones de marketing.

Como toda relación, requiere dedicación

Estudia, practica y analiza herramientas de IA en el contexto de la mercadotecnia. Explora nuevas aplicaciones y, como experto de marketing, mejora la eficiencia de tus estrategias, aumenta la personalización de tus mensajes y optimiza tus campañas. Experimenta con herramientas y plataformas disponibles, como ChatGPT. Midjourney o Sora, y comprende su funcionamiento y aplicaciones prácticas. No hay una fórmula. Como en el amor, ponte manos a la obra.

Contacto:

*Por Fabiola Vásquez, profesora de Marketing Digital de EGADE Business School

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

¿Te gusta informarte por Google News? Sigue nuestro Showcase para tener las mejores historias

 

Siguientes artículos

La tarea impostergable de cara a las elecciones: ‘atajar’ la violencia
Por

Uno de los retos en el periodo de campañas es la contención de la violencia, una tarea en la que deben participar autori...