Como posiblemente te diste cuenta, en los últimos años, LinkedIn, la red social por excelencia, ha evolucionado para convertirse en una plataforma más abierta, variada y accesible, donde se valora la autenticidad y la espontaneidad en la comunicación.

A punto de cumplir 20 años este mayo, la plataforma supera los 900 millones de usuarios en todo el mundo, y, sólo en América Latina, ya tiene más de 110 millones. Este es un alcance enorme que podemos capitalizar para nuestra carrera, al interactuar aquí.

Más allá de colocar tus antecedentes en línea, es el contenido de valor lo que te diferenciará. Los reclutadores y colegas quieren nutrirse de nuevas perspectivas y aprendizajes, por los que hay múltiples formas de hacerlo, sin forzarte a tener que convertirte en alguien que produzca permanentemente, si no lo deseas hacer.

Aunque si quieres que tu perfil se vea, se recomiende y se comparta, es importante saber que mantenerlo activo, esto lo lograrás compartiendo tus ideas de tu actividad e industria, y no sólo “retuiteando” posteos ajenos o poniendo “me gusta”.

LinkedIn es mucho más que un currículum en línea 

Recorriendo la red todos los días observo que hay muchas personas y perfiles de empresas que se quedaron con la imagen de LinkedIn de hace 10 años atrás: un currículum, lenguaje excesivamente formal y un tono circunspecto que poco tiene que ver con las tendencias y estilos de este tiempo. 

Por el lado de las páginas de las empresas se lee algún que otro posteo enfocado fundamentalmente en el auto-bombo y la venta: colegas de comunicaciones, permítanme comentarles que es una táctica muy poco recomendable, porque lo que hoy marca tendencia es el vender sin vender, con lenguajes más flexibles y cercanos. Es decir, humanos. Y además: ¿será por eso que ni siquiera el personal directivo de tu empresa comparte dichos contenidos? 

5 consejos surgidos del interior de esta red social

Si bien LinkedIn es una red social profesional, no será necesario caer en un tono excesivamente coloquial como en otras plataformas como Instagram, Facebook y Twitter; aunque sí puedes hacerlo más acorde a tu perfil humano, profesional y desacartonado, sin perder rigor ni profundidad en lo que compartas.

Cuando estuve en la oficina de LinkedIn en México entrenándome y reuniéndome con sus responsables de Latinoamérica conocí más en profundidad, desde adentro, algunos puntos de interés. Aquí resumo cinco consejos para que tu perfil sea más natural, fresco y auténtico:

 Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

1 – Muestra tu personalidad

No tengas miedo de mostrar quién eres en tu perfil. Comparte tus intereses y pasatiempos, y muestra un poco de tu personalidad en la forma en que te presentas. 

Esto lo puedes hacer en paralelo a compartir contenido de tu labor, industria, reflexiones y aportes de valor. 

2 – No pidas disculpas por compartir algo más personal que es importante para ti:

Casi como pidiendo permiso, se ha puesto de moda que muchas personas empiezan un post aclarando: “Sé que esta es una red profesional, pero esta vez quiero compartirles el nacimiento de mi hijo…”  

¡Celébralo con la red! Y no lo dudes: vas a recibir muchos comentarios felicitándote. Te aseguro que es posible que sea el posteo con más repercusión de los últimos tiempos de tu perfil. 

3 – Habla en un lenguaje más coloquial: 

Deja de lado las jergas profesionales cerradas, porque aquí te puede leer todo tipo de personas. 

Si deseas que te entiendan, comunica de maneras que tus colegas te comprendan y aprecien tu experiencia y conocimiento, y el resto de los mortales (como yo), también. 

Es curioso cómo no hace falta ser ingenieros atómicos para tener estos dilemas de empecinarse en escribir complicado: hasta colegas coaches que leo en LinkedIn usan un lenguaje tan críptico y cerrado, que es prácticamente imposible que un par les comprenda, y, mucho menos, que alguien quiera contratarlos.

4 – Utiliza un tono conversacional: 

Es un tono al escribir, hablar o hacer un vivo en video o audio (sí, ahora puedes hacer #podcast en vivo en LinkedIn) como si estuvieras hablando con un amigo o amiga. Esto hará que tu perfil sea más cercano, humano, y fácil de leer.

5 – Sé visual:

Además del texto de un post, un artículo e incluso en tu propio newsletter -función vigente desde 2022 en LinkedIn- también puedes aprovechar las herramientas multimedia, como plantillas, subir documentos -recomiendo en pdf, así se verán como un ‘carrusel’ que se puede deslizar-, fotos, infografías, videos, e incluso la presentación que presentaste en alguna charla o clase, o una tesis interesante.

Al ilustrar cada posteo tus publicaciones sean más atractivas y dinámicas, y llamarán más la atención del algoritmo, ayudándote a mostrarlas a más personas. 

Recuerda que en artículos y el newsletter también puedes colocar links, fotos, etc.

Estamos en 2023. Si quieres destacar en LinkedIn y generar una impresión memorable, te invito a quitarle el almidón a tu perfil y a mostrar tu lado más auténtico y creativo. 

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Daniel Colombo es Facilitador y Máster Coach Ejecutivo especializado en CEOs, alta gerencia, profesionales y equipos; comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 32 libros. LinkedIn Top Voice América Latina 2019. Miembro de John Maxwell Team.

www.danielcolombo.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Centros de votación abren en México para elecciones locales en seis estados
Debates en Coahuila y Estado de México
Por

A menos de dos meses de las elecciones de este año, los debates entre los contendientes lucen insuficientes para reverti...