Un juez federal estadounidense rechazó este lunes la demanda presentada por la red social X, del empresario Elon Musk, contra la organización Center for Countering Digital Hate (CCDH), que denunció el aumento del discurso de odio en la plataforma.

Musk y X acusaron en julio pasado a CCDH de poner en marcha una campaña para desacreditar a la red social y ahuyentar a los anunciantes en la red social con estudios que atribuían de “forma falsa” el aumento de contenidos dañinos.

Pero el juez Charles Breyer, del Distrito Septentrional de California, desestimó el caso y señaló en su decisión que la demanda presentada por la empresa de Musk es “descaradamente” un intento de censurar a CCDH.

“Este es un caso para castigar a los demandados por su discurso”, explicó el juez.

Breyer también rechazó la acusación de X Corp., la empresa de Musk que controla la red social, de que CCDH hubiera obtenido de forma ilegal los datos sobre los que basó sus análisis.

No te pierdas: Elon Musk muestra cómo el primer paciente con chip de Neuralink jugó ajedrez en línea con la mente

“X Corp. ha presentado este caso para castigar a CCDH por las publicaciones de CCDH que criticaban a X Corp. y quizás para disuadir a otros que podrían desear entablar ese criticismo. Si las publicaciones de CCDH fueran difamadoras, eso sería distinto, pero X Corp. evitó decir que lo eran”, añadió el juez.

‘Ruidosa e hipócrita campaña de acoso’, responden a Musk

El CEO de CCDH, Imran Ahmed, calificó en un comunicado que las acciones de Musk eran “una ruidosa e hipócrita campaña de acoso, abuso y ‘lawfare'”.

“Esperamos que esta histórica sentencia anime a investigadores en todo el mundo a seguir, e incluso intensificar, su vital trabajo para responsabilizar a las compañías de medios sociales por el odio y desinformación que contienen así como por el daño que causan”, añadió Ahmed.

Por su parte, la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) aplaudió la decisión y dijo que protege la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense.

Alex Abdo, del Knight First Amendment Institute de la Universidad de Columbia, añadió: “Esta es una importante decisión que identifica la demanda de Elon Musk como lo que es, un intento de castigar a sus críticos por un discurso que está protegido constitucionalmente y para impedir que los investigadores estudien su plataforma”.

Aunque Elon Musk no respondió de forma directa a la sentencia, en su cuenta de X el empresario repitió el mensaje de un usuario que señalaba: “Esta plataforma siempre luchará por la libertad de expresión”. 

Con información de EFE

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

AMLO-impuestos-Pemex-deuda
Pemex pretende financiamiento más favorable con plan de sostenibilidad
Por

Inversionistas piden que observemos los temas ambientales, sociales y de gobierno, dice el director de finanzas de la pe...