El exvicepresidente de Ecuador Jorge Glas, detenido el pasado viernes tras una irrupción policial en la Embajada de México, en Quito, se encuentra estable y será trasladado en las próximas horas a la cárcel tras haberse recuperado en un hospital de una descompensación que un parte policial atribuye a una posible sobredosis de medicamentos y que las autoridades penitenciarias relacionan con su negativa a ingerir alimentos.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad (SNAI), la agencia penitenciaria del Estado, recordó este martes en un comunicado que Glas permaneció en observación médica durante la últimas horas en el hospital Naval de la ciudad de Guayaquil.

De acuerdo a las evaluaciones realizadas, “al momento presenta parámetros de salud estables y dentro del rango de normalidad, por lo que puede recibir el alta médica correspondiente”, señaló en el escrito.

El SNAI agregó que “en el transcurso de este 9 de abril”, en estricto cumplimiento con los protocolos de seguridad, Glas retornará a La Roca, la cárcel de máxima seguridad de Ecuador en la que fue recluido después de su detención en la Embajada de México.

En esa cárcel -apuntó el SNAI- se velará “por la protección de la integridad física” de Glas.

No te pierdas: AMLO acusa a EU y Canadá de una ‘postura ambigua’ ante el conflicto con Ecuador

Abogado de Jorge Glas exige información sobre su estado de salud

Andrés Villegas, abogado de Glas, consideró escueto el comunicado del SNAI y se quejó por la falta de información oficial sobre la situación real en torno al quebranto de salud de Jorge Glas ocurrido el lunes.

Ello, porque un parte policial -al que tuvo acceso la defensa de Glas- menciona una presunta intoxicación por medicamentos, mientras que el SNAI se refiere a una descompensación por la falta de ingesta alimenticia.

Villegas dijo que esperan recibir información oficial sobre la situación de Glas, que fue ministro y vicepresidente durante el mandato presidencial de Rafael Correa (2007-2017), con el que guarda amistad desde la juventud. También fue vicepresidente de Lenín Moreno (2017-2021) en los primeros meses de su mandato.

Glas, que había ingresado en la Embajada de México en Quito en diciembre pasado, pidió asilo al Estado mexicano, que se lo concedió el pasado viernes, y horas después el presidente de Ecuador, Daniel Noboa, ordenó el asalto policial a la sede diplomática para detenerlo, lo que provocó la ruptura de relaciones por parte de México.

El asalto a la embajada ha recibido la condena internacional, mientras Ecuador justifica su acción por la lucha contra la corrupción, ya que Glas está procesado por presunta malversación de fondos en un caso sobre la reconstrucción de la provincia de Manabí tras el terremoto de 2016, y aún debe completar una sentencia de ocho años en otros dos casos, por los que ya estuvo cerca de cinco años en prisión entre 2017 y 2022.

Con información de EFE

Inspírate, descubre y comparte. ¡Síguenos y encuentra lo que buscas en nuestro Instagram!

 

Siguientes artículos

pensiones-AMLO-reforma-maltrato-animal-disculpa-reportaje-petroleo-fentanilo-transición-tersa-poder-Ecuador seguridad Acapulco Ley de Amnistía apagones generación eléctrica El gobernante mexicano se refirió a la manifestación de los estudiantes de Ayotzinapa, quienes el lunes lanzaron petardos al Palacio Nacional fraude electoral
AMLO promete ‘nada por la fuerza’ contra Ecuador, pero ‘todo por el derecho’
Por

'Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho. Esto para los hermanos de Ecuador, que son nuestros hermanos, para...