¿Se puede escapar del destino? Emiliano Zurita quizá lo intentó cuando decidió estudiar Arquitectura en el Pratt Institute de Nueva York. Por aquellos días, en la “Gran Manzana” también tomaba clases de actuación con Susan Batson, “para ver qué pasaba”… y se dio cuenta de que actuar le producía un nerviosismo inevitable, confiesa con un tono reflexivo, mientras repasa sus inicios, todavía cercanos, en una profesión en la cual su nombre comienza a brillar por mérito propio.

Sentado en la habitación de la suite José Clemente Orozco del emblemático Hotel Presidente InterContinental Mexico City, el también productor, escritor y director se toma un momento para conversar sobre los próximos proyectos en los que estará involucrado y que lo mantendrán ocupado durante los siguientes meses.

No siempre fue así. Al comienzo de su carrera se presentaba a un gran número de castings, pero no era elegido. “Me cuestioné: ‘¿Qué está pasando? ¿Soy mal actor?’”, narra, con total sinceridad. Esa situación, lejos de desanimarlo, lo fortaleció y le dio elementos para saber cómo lidiar con el rechazo, además de hacerle entender que la actuación es una profesión en donde existe una multiplicación de factores que influyen en el hecho de obtener o no un papel.

actor
PARA LA PORTADA DE FORBES LIFE LATAM. TOTAL LOOK: FERRAGAMO; RELOJ BVLGARI OCTO FINISSIMO AUTOMATIC; BRAZALETES Y ANILLOS BVLGARI B ZERO. Foto: PACO GRAMONTTI

“A veces puedes ser que [para quienes forman el equipo de casting] seas el mejor actor, y que te digan ‘sí’, pero no para el personaje que tienes en mente. O que vean algo en ti para integrarte al reparto de forma inesperada”. Fue así como Emiliano Zurita comprendió que lo único bajo su control es estudiar y prepararse lo mejor posible para desempeñarse como actor: “La ironía de esto es que, mientras más cerca estás de conseguir el papel que buscas, a veces es más difícil… porque en la actuación no existe el segundo lugar: haces el personaje o no.”

Estas complejidades las percibió con mayor claridad al sumar su talento y visión en Addiction House, la productora fundada por su hermano, el también actor Sebastián Zurita, con quien, en la actualidad, trabaja de forma estrecha para generar proyectos creativos, apasionantes y retadores.

Me emociona mucho ser parte de proyectos arriesgados y distintos”

Emiliano Zurita, actor

En sus palabras, eso no significa que solamente busquen hacer producciones en las que ellos sean los protagonistas, sino colaborar desde su trinchera en la evolución de la industria del cine y la televisión en México.

“Poco a poco estamos viendo que, gracias a las plataformas de streaming y a la competencia que éstas han generado, hay proyectos muy distintos en desarrollo. Sin embargo, a las productoras todavía les cuesta arriesgarse, porque están invirtiendo, y es más fácil basarse en lo que ya ha funcionado”, comenta, con la fuerte convicción de apuntar hacia nuevos horizontes, los cuales le permitan desarrollar la próxima película o serie mexicana de trascendencia internacional. Para ello, insiste, es de vital importancia impulsar propuestas que apuesten por formatos e historias originales.

¡Descubre más! Al estilo Almodóvar

Emiliano Zurita
Foto: PACO GRAMONTTI

PROYECTOS MAESTROS

Enemigo de clase significó, para Emiliano Zurita, su debut como actor (era el año 2017). Ésa fue la primera vez que se paró sobre un escenario de teatro con la determinación de afrontar lo que en su caso parecía, simplemente, la postergación de algo que iba a suceder en su vida.

Aunque reconoce que, al principio de una carrera actoral, el 99% de las veces que se hace una audición no se obtiene el personaje, para él los éxitos llegaron en el momento oportuno. A su participación en la película El baile de los 41, le siguieron distintas apariciones en cine y televisión, con locual fue llamando la atención, gracias al compromiso que reflejó en cada proyecto y a su versatilidad.

Lo mismo lo hemos visto como el acérrimo enemigo de El Zorro, en la serie sobre este famoso superhéroe hispano, transmitida por Prime Video, convirtiéndose rápidamente en un sobrado éxito internacional; o interpretando a Casey, en La cabeza de Joaquín Murrieta, por la cual, incluso, recibió una nominación como mejor actor de reparto en la pasada entrega de los Premios Platino Xcaret 2024; éste, un reconocimiento que, para el histrión, significó una gran alegría, pues fue la única serie mexicana nominada, “contada con el sabor y humor mexicanos a través de grandes creadores de nuestro país”.

“Ahora considero [las joyas] parte de una expresión, de un acto de elección…”

Por alguna razón, las producciones que hasta ahora han dado mayor empuje a la carrera de Emiliano son de corte histórico. Él lo atribuye al trabajo de un gran equipo que ha sido capaz de trasladarlo a otra época a través del vestuario, del peinado, las locaciones. “Todo está puesto para llegar y, con tu trabajo previo, vivir en el personaje”.

ACTOR
TOTAL LOOK: COS / RELOJ BVLGARI OCTO FINISSIMO; ANILLO B. ZERO 1 ROCK Y ANILLO B. ZERO 1 3 BANDAS DE ORO ROSA DE 18 QT; BRAZALETE Y COLLAR B. ZERO 1 / ZAPATOS AMI. Foto: PACO GRAMONTTI

Son experiencias que, comenta, disfruta al máximo, como lo hizo en Autos, mota y rocanrol, una cinta independiente que está por estrenarse y que cuenta la travesía de los dos emprendedores que crearon el legendario Festival de Avándaro.

Mientras esta comedia, dirigida por José Manuel Cravioto, llega a los cines, Emiliano Zurita se alista para comenzar su participación en una película y otra serie que, desde su óptica, lo seguirán retando como actor y diversificarán su capacidad interpretativa. “Son proyectos arriesgados y diferentes. Me emociona mucho ser parte de ellos”, agrega, poco antes de atender el llamado a probarse el vestuario y las joyas de Bvlgari que utilizará para posar frente a la lente de Forbes Life.

DESTELLOS EMOTIVOS

Un dejo de añoranza se percibe en la mirada del actor y productor al preguntarle sobre su relación con la casa romana. Más allá de ser amigo de Bvlgari, confiesa tener un vínculo significativo con dos piezas que atesora como recuerdo de su madre (la finada actriz Christian Bach): un anillo y una pulsera diseñadas por la firma de lujo. “Son especiales para mí no sólo por la marca, que es increíble, sino por la conexión emocional que representan”.

Confiesa que antes le costaba trabajo portar alta joyería sin sentirla forzada como parte de su atuendo, o bien, ajena a su personalidad. Con el paso del tiempo ha cambiado su percepción y se ha forjado una nueva idea sobre las joyas: “Ahora las considero parte de una expresión, de un acto de elección y de usar algo que te hace sentir bien”.

Lee también: “The Encounter”: la Ciudad de México protagoniza la nueva campaña de Sofitel

actor
Foto: PACO GRAMONTTI

Arquitecto de profesión, una vez optó por comprar un anillo de concreto, que todavía conserva. “Y es muy interesante porque, al haber sido creado con ese tipo de material arenoso, se fue deteriorando, rompiendo y cambiando de color. A mí [la capacidad de transformación] me fascina”.

Lo importante para Emiliano Zurita es que hombres y mujeres se sientan cómodos con lo que portan, seguros frente ante cualquier reto. Tal como lo hace él cuando asume un desafío que lo empuja a cultivar una profesión que le apasiona, más allá de las dudas iniciales, despejadas al paso del tiempo.

EQUIPO DE PRODUCCIÓN
Dirección creativa: Paco Gramontti @pacogramontti
Asistente de foto: Andrea Gama
Producción general: Sheila Ramírez y Alberto Romero
Estilismo: Rodrigo Alcántara
Asistente: Melissa Elías
Grooming: Alexis Rodríguez Reyes
Relaciones Públicas: Lorena Robledo / COLOüRS
Locación: Suite José Clemente Orozco del Hotel Presidente InterContinental Mexico City

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

alta relojería
Proezas contemporáneas de alta relojería
Por

Complicaciones que desafían el tiempo y audaces líneas de diseño dan vida a sofisticados guardatiempos, mismos que matiz...