Al día 38 de guerra de Israel contra el grupo islamista Hamás, se reportó que el ejército israelí ha hecho más de 4,300 ataques a la Franja de Gaza, lo que destruyó cientos de puestos de lanzamiento de misiles antitanque y 300 pozos de acceso a túneles.

“En total hemos destruido más de 3,000 sitios de infraestructura terrorista, incluidas más de 100 estructuras equipadas con explosivos, y cientos de centros de mando y control de Hamás”, señaló un portavoz militar.

Horas antes, el Ejército israelí informó que está operando por segundo día consecutivo en el campamento de refugiados de Al Shati, en el noroeste de la ciudad de Gaza cerca de la costa, donde dijo haber desmantelado “infraestructura terrorista de Hamás”.

“Las tropas continúan realizando redadas en las afueras del campamento Al Shati, dirigidas a infraestructura terrorista ubicada en instituciones del gobierno central en el corazón de la población civil, incluidas escuelas, universidades, mezquitas y residencias de terroristas”, indicó un portavoz militar.

Según el Ejército, la infraestructura del grupo islamista Hamás, con el que libran una guerra desde el 7 de octubre, está “ubicada deliberadamente dentro de estructuras civiles”, incluida la Universidad Al-Quds y el interior de la mezquita Abu Bakr.

“Las tropas descubrieron una sección de la mezquita que albergaba una gran cantidad de artefactos explosivos y materiales inflamables. Durante la actividad, las tropas se incautaron de decenas de armas, equipo militar y planes operativos pertenecientes a Hamás”, indicó un comunicado castrense.

Lee más: Israel toma represalias contra Líbano tras ataque en su territorio

Más de 4,300 ataques se han llevado acabo por parte de Israel a Gaza

El Ejército también informó que sus tropas terrestres también entraron en la residencia de un alto mando de la Yihad Islámica y “localizaron una gran cantidad de armas dentro de la habitación de los niños en la vivienda”.

Además, en otro operativo en la ciudad septentrional de Beit Hanoun, las tropas “localizaron un pozo de un túnel, materiales de inteligencia y armas”, informó el Ejército.

La guerra entre Israel y las milicias islamistas de Gaza vive su jornada 38, con un saldo de más de 11,000 muertos y 27,000 heridos en la Franja a raíz del brutal ataque de Hamás en suelo israelí el pasado 7 de octubre, que dejó 1,200 muertos y 239 secuestrados.

El Ejército israelí reportó 363 bajas desde que comenzó la guerra, 44 de ellas durante la ofensiva terrestre dentro del enclave.

El Ejército israelí también opera en el interior de la ciudad de Gaza desde hace varios días y mantiene asediados los principales hospitales, donde hay miles de heridos y desplazados, que están colapsados sin agua, medicinas ni combustible para funcionar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que perdióel contacto con Al Shifa, mientras que otro hospital de la capital gazatí, el Al Quds, ya no está operativo por la falta de combustible, según advirtió por su parte la Media Luna Roja Palestina.

Con información de EFE

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

China-competencia-desleal
China no teme la competencia con EU pero se opone a definir relación bilateral
Por

Según autoridades chinas, EU 'debe respetar las preocupaciones y los derechos de desarrollo legítimos de China'.