Las autoridades de la Reserva Federal (Fed) que evalúan cuándo comenzar los recortes de las tasas de interés tuvieron este viernes nuevas razones para permanecer en espera, luego de que un informe del gobierno mostrara un sólido crecimiento del empleo en febrero, pero también señales de enfriamiento del mercado laboral que podrían ayudar a la Fed en su batalla contra la inflación.

Los empleadores estadounidenses agregaron 275,000 puestos de trabajo el mes pasado, según mostró el viernes un informe del Departamento de Trabajo, superando cómodamente los 200,000 que esperaban los economistas.

Pero las revisiones del informe de las estimaciones de meses anteriores mostraron aumentos de empleo menores en enero y diciembre de lo que se había pensado anteriormente, y otros detalles del informe sugirieron que continúa el reequilibrio en el mercado laboral.

La tasa de desempleo de Estados Unidos aumentó al 3.9%, su nivel más alto en dos años, aunque todavía por debajo de los niveles que la Reserva Federal considera sostenibles en el largo plazo.

Y el crecimiento de los salarios siguió disminuyendo, aumentando un 4.3% en febrero respecto al año anterior, frente al 4.4% de enero. Las autoridades de la Fed no verán que ese crecimiento sea consistente todavía con su objetivo de inflación del 2%, pero avanza en la dirección correcta.

En un testimonio en el Capitolio esta semana, el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que siente que la economía está sana y que los formuladores de políticas “no están lejos” de tener suficiente confianza en la dirección descendente de la inflación para comenzar a reducir las tasas de interés.

El informe que muestra que el mercado laboral aún es fuerte pero se está desacelerando lentamente “ofrecerá garantías a la Reserva Federal de que las condiciones económicas reales siguen siendo en general consistentes con una inflación que converge de manera duradera hacia el 2%, y será apropiado realizar recortes en junio”, dijo Krishna Guha de Evercore ISI.

No te pierdas: Powell, presidente de la Fed, señala que los riesgos de recesión en EU son mínimos

Fed sigue considerando el recorte de tasas hasta Junio

Los contratos de futuros que se ajustan a la tasa de política de la Fed ahora apuntan alrededor de un 80% de posibilidades de que se comience a recortar las tasas de interés a mediados de junio, con una probabilidad de poco más de una entre cuatro de que comience a recortar las tasas de interés el 1 de mayo.

Los operadores reafirmaron sus expectativas de un punto porcentual completo de recortes de tasas para fin de año, el equivalente a cuatro reducciones de un cuarto de punto en las siete reuniones restantes de fijación de políticas de la Fed este año.

Las autoridades de la Fed se reunirán próximamente el 19 y 20 de marzo y se espera casi universalmente que mantengan la tasa de política en el actual rango de 5.25-5.5%, donde ha estado desde julio pasado.

Powell dijo esta semana que es probable que ese rango sea el máximo y está ejerciendo presión a la baja sobre las presiones de precios.

Dado que la inflación, según la medida objetivo de la Fed, es del 2.4%, todavía por encima de la meta del 2%, las autoridades buscan mayores garantías de que se dirige hacia una baja duradera antes de decidir recortar las tasas.

En cambio, desde principios de año, algunas lecturas sobre la inflación fueron más fuertes de lo esperado, lo que llevó a algunos funcionarios de la Fed a decir que tal vez necesiten retrasar los recortes de tasas un poco más.

El gobernador de la Reserva Federal, Christopher Waller, cuyas políticas monetarias demostraron ser proféticas en los últimos años, dijo en febrero que quería un par de meses más de datos para verificar el progreso de la inflación, y que los fuertes avances en el empleo subrayan que “no hay prisa”. para reducir las tasas.

Mientras tanto, las autoridades siguen buscando señales de que el mercado laboral se está resquebrajando bajo la presión de la tasa de política monetaria más alta de Estados Unidos en décadas. Los analistas dijeron que no encontrarán mucho en el informe de empleo del viernes.

“Está claro que el ritmo de contratación se está enfriando, como era de esperar”, escribió el economista jefe de Regions Financial Corp, Richard Moody. “Sin embargo, no hay nada en los datos, incluida la mayor tasa de desempleo, que nos diga que el mercado laboral está a punto de caer”.

Con información de Reuters

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Trump-A.M. Homes
Trump paga fianza de 91 mdd para apelar veredicto de su caso por difamación
Por

La noticia llega después de que en la noche del jueves un juez de Nueva York denegara su petición de bloquear temporalme...