El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, destacó este viernes, en su último mensaje ante el Consejo Universitario, los hitos alcanzados durante los ocho años de su gestión y pidió a la comunidad estudiantil rechazar intereses ajenos y ánimos desestabilizadores, ante la próxima sucesión en el cargo.

Además, llamó a mantener la pluralidad ideológica y la libertad al interior de la institución educativa, la más grande de Latinoamérica.

“Hemos escuchado descalificaciones hacia la universidad y a su administración, resultado de la incomprensión de nuestra pluralidad y de nuestro compromiso con la verdad y el conocimiento”, apuntó Graue.

Este último mensaje, frente al pleno del Consejo Universitario, se da en medio del proceso para sucederlo al frente de la llamada máxima casa de estudios de México, pues su periodo concluye en noviembre próximo.

Graue señaló que el ejercicio pleno de la libertad al interior de la UNAM es lo que incomoda a algunos y enfatizó: “no por ello desviaremos nuestro actuar”.

Ello, luego de señalamientos que ha lanzado el presidente Andrés Manuel López Obrador contra la universidad por adoptar posturas neoliberales contrarias a su movimiento izquierdista, entre otras críticas, como la supuesta corrupción en el manejo de sus finanzas y administración.

“En los tiempos que están por venir, es posible que sigamos escuchando voces que quisieran moldear a su manera la forma en que la Universidad Nacional toma sus decisiones y se gobierna a sí misma”, advirtió el rector.

¿Te gusta informarte por Google News? Sigue nuestro Showcase para tener las mejores historias

Ante el cambio de estafeta, Graue también pidió a la comunidad estudiantil apegarse a la legalidad, a rechazar intereses ajenos y ánimos desestabilizadores, a continuar haciendo de la UNAM “ese crisol de conocimientos, de pluralidad ideológica y de libertad”.

También pidió mantenerse como “una casa de tolerancia, de respeto a las diferencias y apegada a los principios y valores que rigen, con autonomía, la vida de la universidad”.

En su oportunidad, hizo un recuento de los logros alcanzados en la UNAM a lo largo de los últimos ocho años, en los que, dijo, tuvo que enfrentar embates políticos, la pandemia de Covid-19 y terremotos, entre ellos el del 19 de septiembre de 2017.

Hizo referencia, además, a movimientos estudiantiles que buscaron transformar la vida interna de la universidad con acciones para mitigar la violencia hacia las mujeres y las distintas manifestaciones de la diversidad sexual.

“Me han tocado vivir, en estos dos periodos, momentos difíciles. Pero la historia de la UNAM nunca ha sido sencilla ni carente de obstáculos y desafíos, y su gran comunidad siempre los ha sabido superar”, abundó.

Asimismo, Graue enfatizó que también se logró consolidar a la UNAM entre las 100 mejores universidades del mundo, al pasar del puesto 160 al 93, entre 2016 y este año.

Te recomendamos: ¡Goya! Estudiantes de la UNAM ganan bronce en competencia internacional de matemáticas

También destacó el incremento de 34,000 alumnos en la matrícula estudiantil para totalizar 380,000 estudiantes de educación superior, “sin un incremento real, o sustancial, del subsidio federal”.

Agregó la creación de seis nuevas escuelas, 18 licenciaturas, una maestría, dos programas de doctorado, 23 especializaciones y la transformación de dos centros de investigación a institutos y la creación de un nuevo centro.

Con información de EFE

 

Siguientes artículos

crimen-transnacional-Latinoamérica inseguridad asesinatos
La ‘industria’ del crimen transnacional se extiende en Latinoamérica
Por

La implicación en los tres homicidios de colombianos, según analistas, es consecuencia de la abundante 'mano de obra' qu...