Por Marian Villa Roldán*

En un mundo donde la inclusión y la diversidad son cada vez más reconocidas como pilares fundamentales para el éxito corporativo, las empresas mexicanas están descubriendo el poder transformador de la Inteligencia Artificial (AI). Aunque tradicionalmente asociamos la AI con operaciones mecánicas y procesos automatizados, su aplicación en la gestión de la diversidad y la inclusión está demostrando ser no solo innovadora sino esencial.

Las recientes estadísticas de Human Right Campaign Equidad MX resaltan un progreso notable: 254 empresas mexicanas alcanzaron en 2024 la calificación máxima en el índice de igualdad de lugar de trabajo LGBTIQ+. Este es un claro indicativo de un compromiso creciente con la creación de entornos laborales más inclusivos. Sin embargo, la realidad no es totalmente alentadora. La Encuesta Nacional sobre Diversidad Sexual y de Género (ENDISEG) realizada por el INEGI revela que un tercio de las personas LGBTIQ+ en México todavía enfrentan discriminación en sus lugares de trabajo y sólo un pequeño porcentaje (4.7%) alcanza cargos de liderazgo.

La AI ofrece un abanico de soluciones prácticas y efectivas para abordar estos desafíos. Desde la mejora del lenguaje inclusivo en las comunicaciones internas hasta el desarrollo de programas de capacitación personalizados, la Inteligencia Artificial puede desempeñar un papel crucial en la transformación de la cultura corporativa.

Por ejemplo, para analizar las evaluaciones de desempeño y los procesos de reclutamiento, las empresas pueden identificar y corregir sesgos inconscientes que a menudo pasan desapercibidos.

Los chatbots alimentados por IA, diseñados para proporcionar apoyo y resolver dudas sobre temas LGBTIQ+, pueden ser recursos valiosos para los empleados que buscan información en un formato accesible y privado. Además, la IA tiene el potencial de analizar el sentimiento general del ambiente laboral, detectando tempranamente casos de discriminación o exclusión y permitiendo una intervención oportuna.

Para que estos esfuerzos sean exitosos, es crucial una implementación cuidadosa y considerada de la AI. Las empresas deben asegurarse de que los algoritmos y los datos utilizados están libres de prejuicios para no perpetuar las desigualdades existentes. Además, es fundamental que haya una colaboración estrecha entre los desarrolladores de Inteligencia Artificial, los líderes de diversidad e inclusión, y los empleados LGBTIQ+ para garantizar que las soluciones propuestas sean efectivas y respetuosas.

“Aparte de la inclusión hay que tener una postura anti exclusión, es más importante confrontar a las personas que tengan actitudes violentas y excluyentes, que sólo traer personas diversas a una compañía o generar contenido de inclusión. Esto lo hace aún más complejo porque no todas las personas están listas a escuchar la verdad para corregirlo. Con el mismo peso que se hacen procesos de inclusión, deberían tener procesos anti exclusión” añade Ophelia Pastrana La Explicatriz. Una de las mujeres más incluyentes en la industria de la tecnología, Mujer Transgénera/Feminista LGBT+

Las empresas mexicanas están en una posición única para liderar la inclusión LGBTIQ+ en América Latina. Adoptando tecnologías como la AI, no sólo están invirtiendo en su capital humano, sino también en la construcción de una sociedad más equitativa y justa. Sin embargo, es crucial que exista capacitación en el uso de tecnología para que se maneje con una ética firme y un enfoque humano, reconociendo siempre que la inclusión va más allá de la mera adopción de herramientas; se trata de un cambio fundamental en cómo vemos y valoramos cada talento individual.

Ahora es el momento de actuar, como se determinó en el pacto de los ODS para la agenda 2030, aprobada por la Asamblea General de la ONU el 25 de septiembre de 2015 donde se estipula que “nadie se quedará atrás”, invirtiendo no sólo para mejorar el rendimiento empresarial, sino en educación para el trabajo con un claro enfoque en humanismo tecnológico, que garantice que cada empleado, sin importar cómo se identifique, pueda alcanzar su máximo potencial en un ambiente de trabajo verdaderamente inclusivo y diverso.

Contacto:

*Marian Villa Roldán es Head of Community & Marketing de Platzi, plataforma de educación en línea

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

 

Siguientes artículos

lucha contra pobreza Macron
Poleas sobre la república francesa: la ultraderecha gana una elección legislativa por primera vez
Por

Ganó la ultraderecha en la primera vuelta. Viene una de las semanas más largas y definitorias para la historia de Franci...